La historia de EAFIT

​​​​​​​Línea de tiempo de los 55 años de vida institucional​​

​​​

​​​El legado de los fundadores: contexto histórico

En una ciudad de 500.000 habitantes y grandes industrias que transformaban materias primas nació hace medio siglo una idea sin precedentes en la región. La mayoría de empresas que existían en Medellín, a finales de la década de 1950, estaban conformadas por ingenieros que aprendían, de la experiencia diaria, la forma adecuada de administrar los recursos, el personal, la compra de materiales y la comercialización de productos.


La formación académica en el área de la administración de empresas no existía en ninguna institución de educación superior de Medellín. Y ante esa carencia, un grupo de empresarios antioqueños determinó que era de vital importancia formar personas con la capacidad suficiente para manejar una empresa y dejarle a los ingenieros de la época las funciones que correspondían a su formación profesional.

“Hicimos una especie de encuesta en varios medios (…), y encontramos que los pocos administradores que había venían de universidades de los Estados Unidos y don Hernán Echavarría Olózaga me dijo: ‘pues si no los tenemos hagámoslos, formémoslos’. Y prácticamente ese fue como el motorcito que nos creó la inquietud”, cuenta Jorge Iván Rodríguez Castaño, fundador de la Universidad e integrante del Consejo Superior de EAFIT.

De ese modo, la entonces Escuela de Administración y Finanzas (EAF) se inauguró el 4 de mayo de 1960 en una sede prestada dentro de un edificio bancario en el centro de la ciudad. Meses después se trasladó a una casa más amplia, también en el centro, y allí, en 1962, se creó el Instituto Tecnológico, lo que permitió ver a la Institución desde un ángulo más universal y completó su nombre: EAFIT.

Finalmente, la Universidad se instaló en el campus actual, ubicado en el barrio La Aguacatala al sur de la ciudad. En principio, hubo muchos problemas de acceso en esta última sede. No existían las avenidas Las Vegas y Regional, y para entrar al campus era necesario cruzar un precario puente sobre el río Medellín. 

Con el pasar de los años la Institución se abrió a nuevos campos del saber. En 1971 obtuvo su reconocimiento como Universidad y llegó a la apertura de las escuelas: Administración e Ingeniería (1979), Ciencias y Humanidades (1997), Derecho (1999), Economía y Finanzas (2012​) y, por último, Ciencias (2015).​

​​

Última modificación: 03/09/2015 10:51