Inicio de sesión

Noticias Septiembre

Compartir

14 de septiembre de 2010

Placa para el cráneo, una buena opción luego de un accidente


Con ambos proyectos, las prótesis dental y craneal, se beneficia a una población propensa a accidentes.

• Pacientes con traumatismo craneal tendrán la posibilidad de utilizar prótesis externas gracias a un trabajo hecho por el Grupo de Investigación en Bioingeniería.

• En la iniciativa participan investigadores de EAFIT y del CES, y será llevado a la rueda de negocios Tecnnova. Las prótesis dentales son también su fuerte.

Un paciente de 14 años sufrió un traumatismo craneal como consecuencia de una caída registrada desde una altura considerable. El joven acumuló mucha sangre en el cerebro, por lo que fue necesario practicarle una cirugía que consistió en un corte en la parte del hueso craneal que permitiera drenar al hematoma.

Tras la intervención, el afectado quedó bastante limitado, pues parte de su cerebro estaba protegido solo por el cuero cabelludo y tenía que salir a la calle con un casco que le protegía la cabeza.

Este hecho hizo que surgiera la iniciativa de crear una prótesis externa para pacientes con traumatismo craneal, Endoprótesis, proyecto del Grupo de Investigación en Biotecnología (GIB), en el que trabajan docentes e investigadores de las universidades EAFIT y CES.

Y así como existen personas que pueden experimentar golpes a causa de caídas ocurridas en el hogar o en la calle, en la ciudad, y en el resto del país, hay otro sector de la población que podría beneficiarse de este proyecto, en este caso, los motociclistas que, debido a la alta accidentalidad, deben ser sometidos a operaciones quirúrgicas.

“Este es uno de los proyectos más relevantes de este equipo, pues su desarrollo sirvió para mejorar la calidad de vida de dos pacientes víctimas de accidentes”, explicó el profesor Santiago Correa Vélez, coordinador del grupo que participará, el lunes 20 y el martes 21 de septiembre, en la rueda de negocios Tecnnova, experiencia que llega a su sexta edición con la posibilidad de aunar más esfuerzos entre la academia y el sector productivo.

En palabras del docente Correa Vélez, una empresa del sector biomédico de la ciudad los contactó, dado que conocía de su experiencia en el diseño de dispositivos, para que el grupo trabajara en la prótesis del paciente de 14 años y así se le reparara el defecto en el cráneo.

“La técnica empleada por el Grupo de Investigación fue la ingeniería inversa. A partir de imágenes médicas (tomografías) se realizó una reconstrucción de todo el cráneo y se logró replicar el lado disfuncional para diseñar la prótesis que se adaptara al joven”, comenta el profesor de EAFIT.

La placa, hecha en titanio y con milímetro de grosor, reemplazó la parte del hueso faltante y fue asumida sin complicaciones por el cuerpo, inclusive, a un año de la cirugía, el paciente no ha presentado problemas y su mejoría es cada vez más evidente.

Las ventajas de este proyecto es que se logró reducir el tiempo de cirugía (de 6 horas a 45 minutos), lo que permite que el paciente no esté  propenso a una infección por tener el cerebro expuesto durante mucho tiempo. Además, es una solución novedosa y económica, comparada con las tecnologías importadas que llegan al país para resolver estos problemas.

El proyecto combina métodos científicos, estudios de sistemas biológicos, telecomunicaciones, e instrumentación profesional, de igual manera tiene una alta dosis de responsabilidad social, ya que puede producir un impacto en la comunidad.

Con apenas cuatro implantes
Y así como este equipo de trabajo logró mejorar la calidad de vida del ya mencionado paciente de 14 años, otros que se han visto beneficiados con lo hecho por el Grupo de Investigación en Bioingeniería son, en buena medida, los adultos mayores que presentan pérdida de la dentadura parcial o total. Y claro, personas que han sufrido accidentes caben también en esta próspera iniciativa.

Como una nueva alternativa para solucionar este problema surgió el proyecto titulado Análisis matemático de prótesis implanto soportadas. La pretensión es ser una tercera alternativa en cuanto a prótesis dentales, teniendo en cuenta que las otras dos que se encuentran en el mercado pueden ser o costosas o incómodas.

Su explicación es la siguiente: tanto en la literatura científica, como en la práctica química, se usan entre cinco y ocho implantes dentales, lo que aumenta los costos de rehabilitación. No obstante, mediante este proyecto de modelación matemática, se ha logrado demostrar que es posible reducir el número de implantes a cuatro. Esto es suficiente para soportar el implante y permite la reducción en el costo del tratamiento.

Esta nueva prótesis se implanta mediante unos tornillos que le otorgan al paciente más funcionalidad en términos de masticación y comodidad, en este sentido se debe tener en cuenta que la pieza solo puede ser removida por el odontólogo.

Según Mauricio Naranjo, odontólogo especialista en prótesis periodontal, y quien también se encuentra participando en este proyecto, la importancia radica en poder brindarle estabilidad al paciente en términos funcionales y estéticos, mediante el uso de implantes más pequeños que los convencionales.

El experto afirma que, cuando realizó el implante al primer paciente, este afirmó, “volví a la vida”, pues aparte de los beneficios que obtuvo en su imagen dental logró también una buena masticación. De esta manera, el aporte que se ha hecho con la investigación es reducir los costos de la rehabilitación dental, al demostrar que el uso de cuatro implantes es el mínimo número necesario para soportar una prótesis.

A este significativo proyecto se vincularon no solo investigadores sino que también fue necesaria la participación de estudiantes de pregrado.

Listos para Tecnnova 2010
Con una trayectoria de 11 años, este grupo interdisciplinario está conformado por investigadores que se basan en tres líneas fundamentales: la biomecánica computacional, que desarrolla prótesis para el cuerpo humano; el desarrollo cráneo facial, que se enfoca en  ortodoncia y prótesis para la parte dental; y la tele radiología, que pretende tratar eficientemente el diagnóstico y el manejo de imágenes médicas en la ciudad.

Así pues, el  Análisis matemático de prótesis implanto soportadas y el Diseño y desarrollo de una endoprótesis de cráneo se ubican en las dos primeras líneas propuestas por este Grupo que, en Plaza Mayor Medellín, mostrará lo mejor de su producción científica.

Mayores informes

Santiago Correa Vélez
Coordinador del Grupo de Investigación en Bioingeniería
Teléfono: (57) (4) 2619500. Ext. 9963
Correo electrónico: scorrea5@eafit.edu.co

Compartir esta página
Última modificación: 24/05/2011 18:38