Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITCanal de EgresadosCanal de Egresados / NoticiasCanal de Egresados / NoticiasDistinción para un eafitense que fusiona arte y tecnología

Egresados / 19/09/2011

Distinción para un eafitense que fusiona arte y tecnología

​La empresa del ingeniero mecánico le ofrece soluciones al mercado mediante la integración de arte, creatividad y tecnología en una amplia línea de productos.

​• La Cámara Junior Internacional reconoció el trabajo de Manuel Osorio Flórez, un egresado eafitense que decidió crear su propia empresa.

• Anicom, su idea de negocio, fusiona arte, creatividad y tecnología, para ofrecerles soluciones a empresas de la ciudad y el país.

La trayectoria musical y cultural de Daniel Escobar Arango, pianista y director del grupo Suramérica, fue reconocida en 2010 por la Cámara Junior Internacional (JCI), una red mundial de jóvenes ciudadanos activos con presencia en más de 110 países. Fue precisamente él quien postuló el nombre de un egresado eafitense para que fuera su sucesor este año.

Así, el pasado 30 de agosto, durante una ceremonia privada, Manuel Osorio Flórez fue premiado como joven sobresaliente de Antioquia en la categoría Desarrollo científico y tecnológico.

El compromiso, la dedicación y la responsabilidad como empresario fueron algunas de las cualidades que permitieron que este ingeniero mecánico recibiera la distinción.

“Me siento muy honrado co​n este reconocimiento, porque sé que hay muchas personas trabajando y luchando de igual manera por sus sueños y empresas, y el hecho de haber sido elegido es muy satisfactorio”, expresa.

Para hablar de este egresado, hay que remontarse varios años atrás, incluso antes de comenzar sus estudios de pregrado, cuando todavía no se había decidido entre estudiar Ingeniería Mecánica o Electrónica.

“Estaba en ese dilema desde el colegio, pero lo que sí tenía claro es que me gustaban los dibujos animados y el trabajo de empresas como Disney. Quería dedicarme a eso”, recuerda.

De estudiante a j​​oven empresario 

Manuel llegó a la conclusión que podía dedicarse a la parte mecánica y en un futuro, especializarse en todo lo relacionado con la electrónica. Durante sus últimos años de pregrado, aproximadamente en 1995, se abrieron los primeros laboratorios de Mecatrónica en la Universidad, facilitándole la oportunidad de cursar su línea de énfasis en este campo.

“Siempre me fue muy bien académicamente, incluso me gané en un semestre la matrícula de honor, y me gradué como el mejor estudiante de mi carrera, lo que me hizo merecedor a una beca para cursar un pregrado en EAFIT”, cuenta.

El eafitense realizó la maestría en Matemáticas Aplicadas y su tesis de grado consistió en un algoritmo de visión aplicada que permitía que una cabeza animatrónica se moviera por sí sola.

Ese trabajo lo conoció Manuel Hernández, quien acababa de terminar el diseño del contenido interior del Planetario. “Me llamó y me invitó a trabajar con él en la creación de unos dinosaurios animados. Aunque mi plan era irme a estudiar a Estados Unidos, decidí aceptar y postergar mi viaje”.

También conoció a Álvaro Villa, uno de los pioneros de los animatrónicos en el país, quien contaba con una trayectoria de más de 30 años, había trabajado para Disney y ahora tenía su empresa. Con él, se vinculó a un proyecto en Corea, durante poco más de un mes.

Ese proceso de aprendizaje coincidió con la diplomatura en Iniciativas Empresariales que estaba cursando su novia Alina Restrepo Upegui. Fue ella quien le presentó a Jorge Mesa Cano, jefe de empresarismo del Centro para la Innovación, Consultoría y Empresarismo (Cice) de EAFIT.​

Con su asesoría, dieron inicio a una idea que más tarde se convertiría en todo un proyecto de vida.

Los objetos cobran vida e​n Anicom

De la asociación entre Manuel y Alina surgió Anicom, una empresa que le ofrece soluciones al mercado mediante la integración de arte, creatividad y tecnología, en una amplia línea de productos que incluyen animatrónicos, ambientación y decoración temática de espacios, efectos especiales, sistemas de control, muebles interactivos, entre otros.

Noel, EPM, Productos Familia, Divercity, Parque Explora y el Jardín Botánico se han convertido en algunos de sus principales clientes, en estos seis años de existencia.

Sin embargo, desde antes de constituirla legalmente, en febrero de 2006, ya venían en un proceso de acompañamiento con Jorge Mesa en todo lo relacionado con el plan de negocios. Incluso participaron en el concurso Ventures organizado por la revista Dinero y Portafolio, donde obtuvieron el primer lugar.

“Con el dinero del premio creamos la empresa. Al principio era una oficina con un escritorio y dos sillas. Mi casa era la bodega y mi habitación era el taller. A medida que recibíamos los proyectos fuimos creciendo y buscando otros espacios más amplios”, dice.

En la actualidad, Anicom está establecido en el barrio Guayabal y cuenta con más de 10 empleados de tiempo completo.

Manuel destaca la forma en que EAFIT prepara y apoya a sus estudiantes en los temas de emprendimiento y empresarismo, como una manera de enseñarles a sumir los rumbos de su vida, a no esperar a ser contratados, y a buscar por sus propios medios lo sueños que quieren alcanzar.

“Eso es solo una parte, pues la Universidad también me enseñó a trabajar duro, a tener responsabilidad y compromiso con mi profesión, a creer en lo que hago y hacerlo bien, pero sobre todo, a tener criterio a la hora de tomar decisiones, y esas herramientas han sido fundamentales en mi profesión”, concluye.

Última modificación: 07/01/2015 17:45

Escriba su opinión sobre este artículo