Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITCanal de EgresadosCanal de Egresados / NoticiasCanal de Egresados / NoticiasLas orejas de gato de estos eafitenses triunfaron en París

Egresados / 22/10/2012

Las orejas de gato de estos eafitenses triunfaron en París

​Carolina Alzate y David Freyre (primeros de izquierda a derecha), cuando recibieron el Pentaward en París.

​• Carolina Alzate Álvarez y David Freyre Márquez, ingenieros de Diseño de Producto de EAFIT, fueron premiados durante la sexta Ceremonia de los Pentawards, que se celebró en la capital francesa.

• Por primera vez, en sus seis ediciones, una empresa colombiana es galardonada con este reconocimiento. A los premios se presentaron cerca de 1.200 proyectos de todo el mundo.

Desde lejos la caja sobresale entre los demás productos ubicados en las estanterías. Tiene colores llamativos, un sistema de fácil agarre y dosificación y, además, cuenta con unas pequeñas orejas de cartón que le dan un toque distintivo.

Este empaque de literas para gatos (o cajas de arena, como son conocidas comúnmente en el mercado) fue uno de los ganadores de la sexta edición de los premios Pentawards, galardones que premian lo mejor del diseño de empaque, embalaje y envase de productos alrededor del mundo, y que este año fueron entregados en la ciudad de París el pasado 4 de octubre.

La idea que se premió, compitió junto a más de 1.200 proyectos de países como Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, entre otros, y logró imponerse en la categoría Otros Mercados. Sus creadores son Carolina Alzate Álvarez y David Freyre Márquez, dos ingenieros de Diseño de Producto eafitenses que le dieron vida a esta propuesta en su empresa ImasD.

“Los Pentawards reúnen lo mejor del diseño de empaques de lujo, comida, artículos del hogar, vinos, perfumes o ediciones limitadas, entre muchas otras modalidades. El jurado está conformado por expertos en este campo y, por primera vez, decidieron entregarle el premio a una empresa colombiana”, expresa Carolina.

El recorrido de estos dos egresados hacia el galardón comenzó en 2011, cuando fueron contactados por la empresa Pinominino para solucionar las falencias que tenían con el empaque de sus literas para gatos.

“Primero investigamos qué estaba sucediendo con el producto en el mercado y cómo lo recibían los usuarios. Fuimos a los puntos de venta para identificar cuál era el impacto, analizamos tendencias mundiales en colores, diseño y estructuras y, finalmente, hicimos un diagnóstico con las fortalezas y debilidades”, recuerda la eafitense.

El siguiente paso fue presentar la propuesta y comenzar a realizar diferentes pruebas hasta lograr el resultado esperado. Probaron con cajas corrugadas, pero los acabados no eran muy buenos, luego con cartón más delgado, pero no encontraron el proveedor indicado.

“Al final, logramos un diseño ecológico y amigable con el medio ambiente, con una manija que permite un agarre fácil, un material que conserva el producto y que incluso, cuando se acaba, se puede convertir en un juguete para la mascota”, señala Carolina.

Las ventas también se incrementaron en más del 93 por ciento en seis meses y, según la eafitense, los clientes se encuentran muy satisfechos: “Lo más importante es que el producto logra transmitirle emociones a las personas que tienen gatos bajo su cuidado”.

La egresada afirma que este reconocimiento, aunque no entrega dinero, sí permite un mayor posicionamiento en la industria, que se traduce en una red de contactos más amplia, con expertos y empresarios de diferentes lugares del mundo.

Además, su diseño fue seleccionado para aparecer en el libro de los Pentawards, que recoge lo mejor de los premios durante las últimas ediciones.

Una historia de amor y emprendimiento

Carolina y Diego estudiaron juntos desde el primer semestre, asistieron a las mismas materias, realizaron los proyectos de clase, crearon su empresa ImasD y, en la actualidad, comparten la vida como esposos.

Después de realizar un proyecto con Industrias Haceb, se establecieron en una oficina en el barrio Provenza y empezaron a tocar puertas, llegando a visitar más de 180 empresas ese año.

“Comenzamos a trabajar para Postobón en el diseño de sus empaques y nos dimos cuenta de que nos gustaba ese campo, pero que seguía siendo un mundo muy nuevo para nosotros. Por ese motivo, decidimos viajar a Barcelona para realizar un máster en Diseño de Empaques”, manifiesta Carolina.

Desde España continuaron ampliando su red de contactos, visitaron ferias especializadas, realizaron investigaciones y fortalecieron su idea de emprendimiento. En la actualidad, son los líderes de una sólida empresa, con cerca de ocho empleados y proyectos con diferentes compañías en países como Argentina, Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela y Costa Rica.

“Me apasiona mi trabajo. Es un área muy grande y en Colombia se pueden hacer cosas muy llamativas, vendedoras y ganadoras en el mundo. Es un gusto que crece y que te hace traer las maletas llenas de empaques cada vez que viajo”, puntualiza.

Carolina destaca su vínculo permanente con la Universidad, como asesora de un proyecto de grado sobre empaques y dictando un módulo sobre el tema en una diplomatura del Centro de Educación Continua.

También disfruta justo a su esposo de los eventos culturales y tiene una relación cercana con el Departamento de Mercadeo, con quienes realiza una investigación que será publicada próximamente.

En el futuro, aspira a que el pregrado en Ingeniería de Diseño de Producto cuente con una línea de énfasis en empaques. Y está dispuesta a poner sus conocimientos y experiencia para trabajar en esta. 

Última modificación: 07/01/2015 15:42

Escriba su opinión sobre este artículo