Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITEscuelasEscuela de Economía y FinanzasEsc. de Economía y Finanzas / Bulletin NewsCoyuntura minero energética: algunas consideraciones de corto plazo

Academia / 11/09/2017

Coyuntura minero energética: algunas consideraciones de corto plazo

 Este artículo hace parte de la serie de informes "La coyuntura económica colombiana" del Grupo de Coyuntura económica de la Escuela de Economía y Finanzas de la Universidad EAFIT. Otros informes pueden ser consultados haciedo clic aquí.

​Una de las mayores preocupaciones de la economía colombiana es enfrentarse a desplomes y estancamientos en el precio de los bienes de su canasta exportadora. La volatilidad del precio en el mercado minero energético ha representado fuertes contracciones en los principales agregados macroeconómicos y en particular en la contraprestación presupuestal que define las finanzas públicas de las regiones colombianas (regalías).

Imagen7.jpg

         Fuente: Energy Information Admistration (EIA). Elaboración propia.

Durante los últimos cuatro meses la producción de crudo se ha incrementado por parte de la Organización de Países exportadores de Petróleo (OPEP) luego de anunciar recortes en cerca de 1,8 millones de barriles por día (BPD) en el primer semestre de 2017 procurando reducir una sobreoferta de crudo. Frente a este hecho la EIA estableció un mínimo de 75% en el nivel de cumplimiento de los acuerdos para el mes de julio.

La producción de petróleo en EEUU tuvo un incremento anual de 8% para el mes de agosto representando la cifra más alta desde julio de 2015 con una extracción de 15.77 (MBPD). En cuanto a los inventarios se redujeron en 5,4 millones de barriles y se situaron en 457,8 millones en lo que concierne a la última semana de agosto. Cabe resaltar para este mismo periodo una moderada contracción en el conteo de plataformas activas en 7 unidades en relación a la semana anterior.

En este orden de ideas, la EIA sostiene sus proyecciones para el precio del WTI y Brent en 50.71 y 48.88 para el 2017, respectivamente. En cuanto a la proyección de producción la entidad incrementó en 95 mil barriles diarios totalizando 98.4 millones de barriles diarios para el 2017. Es importante resaltar el equilibrio que se evidenció en el mes de julio en la producción de crudo y otros combustibles.


Presentación1.jpgFuente: ANH, Banco de la República, ACP, SICODIS.

En Colombia, la producción de crudo ha venido contrayéndose de manera acelerada durante los últimos dos años con una extracción promedio de 849 MBPD en lo corrido del año. Para el mes de junio las exportaciones del sector petrolero registraron un saldo de 946.4 Millones de dólares FOB, lo que representa una variación negativa de 10% respecto al mismo mes del año anterior. Para el primer trimestre de 2017 se registró un incremento de 35% en el flujo de inversión extranjera del sector petrolero en relación al mismo trimestre del año anterior. En consecuencia, las reducciones en las rentas minero energéticas no se han hecho esperar registrando variaciones negativas superiores al 15% durante los últimos 2 años.

En síntesis, el mercado minero atraviesa por una crisis estructural caracterizada por fuertes caídas en la producción, reducción en los descubrimientos de pozos y de contratos de exploración, y el rechazo manifiesto en las consultas populares de muchas regiones que se resisten en la explotación de recursos mineros en sus territorios. Ante la difícil situación del sector, el gobierno expidió el Decreto 2041 del 2014 buscando la posibilidad de explotar combustibles no convencionales (fracking) reformando las licencias ambientales. Las intensas polémicas acerca de la viabilidad técnica del procedimiento y sus impactos ambientales auguran un escenario difícil en la discusión del tema, lo que pone en riesgo del futuro de las exportaciones petroleras y de las rentas públicas que se derivan de ellas.

La difícil coyuntura por la que atraviesa la economía colombiana debe servir como insumo para replantear nuevos modelos de desarrollo económico que permitan dejar la dependencia de la extracción de recursos naturales que desafortunadamente no dejó mejoras en infraestructura, innovación y en los niveles de ahorro, ¡Aprovechamos mal el boom minero que trajo la primera década del nuevo milenio!. Pero, la salida no puede ser excluyente, por un lado, se hace necesario diseñar estrategias de desarrollo que implementen e identifiquen nuevas estructuras productivas con creación de empleos y mayores encadenamientos productivos, y por el otro reestructurar el marco institucional minero energético de forma tal que se reduzcan los riesgos ambientales y se aproveche adecuadamente la explotación de los recursos no renovables y públicos que hacen parte de la propiedad y el bienestar de las familias colombianas.


Jose-bernardo.png

José García Guzman

jgarci85@eafit.edu.co

Docente de cátedra del Departamento de Economía, EAFIT

Última modificación: 12/09/2017 9:46

Escriba su opinión sobre este artículo