Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co

2.4. Definiciones

Personas / Arquetipos

Es la representación de un segmento de usuarios, que define en este, sus motivaciones, frustraciones, objetivos y necesidades relacionados con el proyecto. Permiten identificar con los clientes del proyecto los usuarios claramente definidos para quienes estamos trabajando. 

personas.png 
Tomado de https://xtensio.com/user-persona/
En lo posible, el modelo debe contener:
  • Nombre del arquetipo, para poder hacer referencias (es una representación de usuario)
  • Fotografía representativa. Ojalá natural, en la que se pueda ver representado el segmento de usuario.
  • Una cita o expresión que capture su actitud general hacia el proyecto
  • Datos demográficos: Edad, localización, trabajo
  • Qué lo motiva a usar el producto digital
  • Qué objetivos busca respecto al producto
  • Cuáles son sus principales frustaciones
  • Breve descripción de su personalidad
  • Habilidad técnica o destrezas respecto a las nuevas tecnologías, Internet, software, dispositivos móviles
  • Otras marcas o referencia a productos digitales que le gustan o con los que se relacionan


​​​


Escenarios de uso / Journey Maps

Describe un viaje o recorrido básico de las tareas o metas que un usuario tiene para lograr en un contexto específico. Es fundamental especificar de 3 a 5 escenarios que hagan referencia a las tareas que se han identificado como críticas en el proyecto. Por ejemplo, si nuestro sitio es un e-commerce, es importante dejar especificado en un escenario los paso a paso que realiza el usuario para buscar, seleccionar o comprar el respectivo producto. 


1304_exampleofcjm.pnghttps://experiencematters.files.wordpress.com/2013/04/1304_exampleofcjm.png


​​​

Cardsorting

Metodología en la que los usuarios organizan (de manera abierta o cerrada) los conceptos o palabras clave con las que abordaremos el proyecto. El insumo parte de las palabras clave adquiridas en la fase de investigación y con ellas se realiza el ejercicio en el cual con unas tarjetas que se le entregan al usuario, se le pide que agrupe temáticamente estos conceptos según su interpretación. En la imagen, se visualiza un cardsorting cerrado (más recomendable para los proyectos) en el cual se agrupan tarjetas en unas categorías previamente establecidas, dando un mayor control en los resultados que dará este ejercicio. 


cardsorting.png

​​​

Auditoría de contenidos

Al inicio del proyecto es importante el análisis y auditoría de contenidos para definir efectivamente los requerimientos de contenido. Muchas veces, al principio del proyecto, lo que hay es una “lista de deseos”. Es importante clarificar y definir alcances del proyecto de acuerdo a las posibilidades y capacidades de la organización. Así, el contenido (mucho más visible en el proyecto que las funcionalidades) determina una serie de requisitos y compromisos por parte del cliente, que son necesarios definir como requisitos de contenido.

El contenido depende de factores externos. Y en él intervienen desde el cliente que quiere ver los wireframes de inmediato, mucho antes de la definición de la arquitectura de información, pasando por la nueva campaña de marketing y llegando hasta las dificultades para la publicación en el CMS. Todo esto es necesario tener en cuenta, ya que son elementos externos pero a la vez inherentes a la gestión de contenidos que necesariamente afectan cronogramas y planeación en los proyectos digitales. La estrategia debe enfocarse también a saber operar, administrar todos estos factores. A continuación, se describen los principales elementos a tener en cuenta en esta etapa (Halvorson, 2012):

  • De donde viene el contenido y cuál es su calidad:
    - Definir cuál será la fuente de contenido del proyecto, si son varias y entonces quien haría la integración/edición
    - Saber qué contenido se tiene actualmente, quien lo edita, quién lo audita. Se debe trascender el catalogar el contenido y pasar a la curaduría de éste, revisarlo, corregirlo, editarlo y mejorarlo periódicamente.
  • Escuchar a todos los actores que intervienen en el contenido:
    - En un proyecto la responsabilidad de los contenidos es compartida. Intervienen los que los solicitan, los que proveen, los creadores y los editores. Con ellos se debe crear un flujo de trabajo eficiente.
    - Los clientes cierran el ciclo. Es necesario hablar con ellos, conocerlos para interpretar como usan/consumen los contenidos digitales.
  • Identificar el ciclo de vida de los contenidos:
    - Normalmente en proyectos de este tipo se piensa que el contenido tiene las siguientes fases: conceptualización, creación, revisión y aprobación. Sin embargo es importante reestructurar estos contenidos en estas etapas: Auditar, Analizar, Crear estrategia, Categorizar, Crear estructura, Crear contenido, Revisar, Aprobar, Generar tags, Dar formato a los contenidos, Publicar, Actualizar, Archivar
  • Contenidos que sean realmente digitales:
    Entre más concreto sea el contenido, mejor será para el usuario. Es más fácil de interpretar por el usuario, realizará sus tareas en el sitio de forma más eficiente y permitirá una mayor actualización (es menos costosa) para atraer continuamente a nuestros usuarios.
  • Contenidos de calidad:
    Útiles y usables, contenidos bien pensados hacen que el sitio de la organización pueda tomar ventaja competitiva sobre las demás organizaciones del sector. Contenidos que valoren el diseño centrado en las experiencias del usuario y que respondan a los retos que enfrenta la creación, publicación y mantenimiento de un buen contenido.
  • Definición de requisitos funcionales y técnicos:
    Los requerimientos funcionales y técnicos son vitales para la determinación del alcance real (objetivos reales para alcanzar metas reales) del proyecto digital a ejecutar. Un formulario en línea, una inscripción en línea, escoger la plataforma de pagos en línea, versión responsive, entre otras, hacen parte de este tipo de solicitudes, que para poder llevarse a la realidad, dependen de soluciones de tecnología que son importantes evaluar en los siguientes aspectos:
    - La estrategia de contenidos y de usuario, deben alinearse de manera continua con las posibilidades tecnológicas del proyecto. Esto es, que siempre que se plantee una nueva estrategia de comunicación digital, marketing, generación de comunidades, etc, que implique una funcionalidad específica, debe estar soportada en la disponibilidad de la tecnología para llevarse a cabo, teniendo en cuenta desde la selección de la url a trabajar para el proyecto, hasta la reserva de plataformas en redes sociales, entre otros elementos. Parte de esta evaluación, determinará si algunos de estos recursos se pueden trabajar “En nube”, logrando así rapidez en su ejecución y economía en su inversión.
    - Dentro de los requisitos funcionales también se deben tener presentes el tiempo de ejecución (cronograma), equipo de trabajo (roles), plan de mantenimiento (actualización), entre otros. 
​​​


Definición de requisitos funcionales y técnicos: 

Los requerimientos funcionales y técnicos son vitales para la determinación del alcance real (objetivos reales para alcanzar metas reales) del proyecto digital a ejecutar. Un formulario en línea, una inscripción en línea, escoger la plataforma de pagos en línea, versión responsive, entre otras, hacen parte de este tipo de solicitudes, que para poder llevarse a la realidad, dependen de soluciones de tecnología que son importantes evaluar en los siguientes aspectos:

  • La estrategia de contenidos y de usuario, deben alinearse de manera continua con las posibilidades tecnológicas del proyecto.
    Esto es, que siempre que se plantee una nueva estrategia de comunicación digital, marketing, generación de comunidades, etc, que implique una funcionalidad específica, debe estar soportada en la disponibilidad de la tecnología para llevarse a cabo, teniendo en cuenta desde la selección de la url a trabajar para el proyecto, hasta la reserva de plataformas en redes sociales, entre otros elementos. Parte de esta evaluación, determinará si algunos de estos recursos se pueden trabajar “En nube”, logrando así rapidez en su ejecución y economía en su inversión.
  • Dentro de los requisitos funcionales también se deben tener presentes el tiempo de ejecución (cronograma), equipo de trabajo (roles), plan de mantenimiento (actualización), entre otros.