Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITEAFIT SocialEAFIT Social / NoticiasDía del juego inclusivo - EAFIT Social

Día del juego inclusivo - EAFIT Social

• Cerca de 50 niños, con y sin discapacidad, participaron de una tarde de juegos y actividades lúdicas. Tatiana Mejía y Adriana Villa, estudiantes de la maestría en Ingeniería, fueron las artífices.

• El Día del Juego Inclusivo es una propuesta que hace parte de sus investigaciones de la maestría, con énfasis en Rediseño, y con las que esperan ofrecer alternativas e inclusión social para esta población infantil.

A Sofía Castro Ortiz, de cinco años, le encanta dibujar. Acostada sobre la Plazoleta del Estudiante se entretiene en pintar y garabatear figuras sobre una hoja de papel bond. Ser invidente no fue un inconveniente para que la pequeña pintara una enorme ballena azul con la boca abierta y a otros animales del océano.

Ella es una de los cerca de 50 niños, con y sin discapacidad, que se tomaron el campus universitario, el viernes primero de junio, para participar del Día del Juego Inclusivo, una iniciativa social organizada por Tatiana Mejía Piedrahíta y Adriana Villa Moreno, dos estudiantes de la maestría en Ingeniería, con énfasis en Rediseño. Contaron con el apoyo de EAFIT Social.

De las 12:30 p.m. a las 5:00 p.m. la Plazoleta del Estudiante estuvo reservada para los colores, las risas infantiles, los juegos y las travesuras. Al evento llegaron los estudiantes de las fundaciones Multis, Aula Abierta, Padres Abriendo Puertas, y del colegio Mano Amiga, para convertirse durante una tarde en exploradores de la selva.

Acompañados de los padres de familia y de los funcionarios de estas instituciones, disfrutaron de una presentación de títeres y se dividieron por grupos de colores, antes de dar paso a las actividades lúdicas programadas para la jornada.

Mientras la "señora árbol" indicaba las reglas del juego, los niños realizaban sus respectivas escarapelas que los acreditaban como buscadores de animales.

Luego, con la ayuda de unas pistas, comenzaron una exploración que los llevó por el Parque de Los Pimientos, los alrededores del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas, el Centro de Idiomas y el parqueadero del costado oriental del campus.

También completaron rompecabezas gigantes y construyeron puentes imaginarios para cruzar caudalosos ríos. Detrás de estas y otras propuestas estuvo la labor de cerca de 50 estudiantes voluntarios, un equipo de logística de 20 personas, y el trabajo y la investigación de dos eafitenses que se comprometieron con la inclusión de la población en situación de discapacidad.

Así se llama

Parques incluyentes para niños con y sin discapacidad, y Desarrollo participativo de una herramienta lúdica para favorecer la inclusión educativa de niños invidentes son los trabajos de maestría de Tatiana Mejía y Adriana Villa, respectivamente, y a raíz de los que surgió la idea de realizar el Día del Juego Inclusivo.

“Desde hace varios años hemos venido desarrollando este tema en el grupo de investigación en Tecnologías para la Producción. Este evento no es propiamente parte del proyecto, pero quisimos realizarlo para ayudar a eliminar las barreras actitudinales por parte de la sociedad y generar más conocimiento sobre el tema”, expresó Adriana.

Por su parte, Tatiana Mejía afirmó: “El juego es muy importante en el desarrollo de los niños, para adquirir motricidad, habilidades sociales y aprender a relacionarse. Por eso quisimos contribuir con nuestras investigaciones a propiciar esta actividad”.

Ana Isabel Gómez González fue una de las voluntarias que apoyó la iniciativa. Con su camisa de color verde y el rostro pintado, la estudiante de séptimo semestre de Administración de Negocios se convirtió en líder de uno de los grupos de niños.

En cuanto a la investigación, una evaluación a los parques infantiles de la ciudad para determinar qué tan inclusivos son y, a partir del diagnóstico, sugerir el rediseño de algunos juegos y la creación de otros que permitan el fácil acceso para niños con y sin discapacidad es la propuesta de maestría de la ingeniera biomédica Tatiana Mejía.

La de Adriana Villa Moreno, también ingeniera biomédica, está más enfocada hacia los niños invidentes. La estudiante realizará una exploración sobre las relaciones de esta población en los colegios regulares y hará un seguimiento a sus procesos en las aulas de clase, en el recreo, con los profesores y con otros niños.

Ambas realizaron una presentación de sus proyectos al inicio de la jornada. La charla, dirigida a los padres de familia y a representantes de diferentes fundaciones con experiencia en estos temas, contó también con la presencia de una psicóloga que abordó la importancia del juego en el desarrollo psicológico y físico de los niños.

Rosemary Bautista Moreno llegó con su hija, Sofía Pérez Bautista, para disfrutar de la tarde lúdica y, de paso, conocer más sobre estos procesos de inclusión.

“Me enteré de la propuesta a través de una sobrina que estudia en la Universidad. Y como mi bebé tiene síndrome de Down quise aprovechar la oportunidad”, manifestó y destacó la importancia de esta propuesta.

“A los padres también nos facilitaron mucha información sobre estos y otros proyectos, nos presentaron algunos juguetes para personas en situación de discapacidad y nos dieron a conocer las adecuaciones que la ciudad haría en los parques infantiles para garantizar el acceso de todos los niños”, agregó.

Esa es precisamente la mayor aspiración de Tatiana y Adriana, pues además de la difusión, también les interesa promover reflexiones en torno a estas problemáticas.

Por ese motivo, la jornada del juego inclusivo también contó con la presencia de representantes de la Administración Municipal, específicamente de las secretarías de Bienestar Social y Educación, y de esta manera dar a conocer los adelantos que están realizando en materia de inclusión.

Las dos estudiantes de la maestría esperan establecer los contactos con instituciones de este sector para el desarrollo de sus proyectos, pero sobre todo, para conocer sus experiencias y conocimientos en este campo antes de implementarlos.