Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co

Desconfianza frente a la institución

​Por: Valentina Ceballos Arcila, Antioquia Visible.​

​Por Valentina Ceballos Arcila, Antioquia Visible.​

En lo que va del 2020, alrededor del mundo, han surgido protestas en ocasión a los abusos policiales frente a las personas. Son hechos que han indignado a miles de ciudadanos, que han sido registrados a través de redes sociales y medios nacionales e internacionales. 

Uno de los casos mas relevantes ha sido el asesinato del afroestadounidense, George Floyd, a manos de un policía de Mineápolis, Estados Unidos. En medio de una operación por un reporte de falsificación de dinero, agentes sacaron a Floyd de su carro, arrodillándose sobre su cuello, ocasionándole la muerte. Además de este caso, Estados Unidos ha reportado numerables abusos, en donde la mayoría han quedado impunes.

En el cono sur, específicamente en Chile, sus habitantes también han sido victimas de este tipo de abusos. Luego de que hinchas del equipo Colo Colo celebrarán la victoria sobre Palestino, a través de un video difundido, se evidencia como un camión policial atropella a Jorge Mora, y aun así después del hecho este no se detiene. Este caso, junto con otros hechos de violencia, han suscitado protestas en diferentes ciudades.

Sin embargo, no hay que irnos muy lejos; en Bogotá, el pasado 9 de septiembre durante su arresto, Javier Ordoñez murió en un centro médico, luego de que dos policías le propiciaran varias descargas eléctricas con un 'taser' y a través de un video, se evidencia como Ordoñez suplica a los uniformados que se detengan. Este es uno de los tantos casos que han causado indignación en la sociedad, lo que ha originado varías protestas. Para esta misma fecha, en medio de las protestas desencadenadas por la brutalidad policial, se presento un tiroteo, en donde murieron al menos 10 jóvenes.

Aunque estos casos, junto con otros, están siendo investigados, la preocupación sobre el exceso de fuerza y brutalidad policial en el país, sigue aumentando, tanto así, que varios congresistas han presentado un Proyecto de Ley, buscando “dictar nuevas medidas para la prevención y sanción de los abusos en la actividad de policía" (Congreso de la República de Colombia, Cámara de Representantes, 2020).

La ONG Humans Right Watch, define la brutalidad policial como una de las violaciones de los Derechos Humanos, más grave, perdurable y controversial (El Tiempo, 2020).

“El fin primordial de la Policía Nacional es el mantenimiento de la convivencia como condición necesaria para el ejercicio de los derechos y libertades públicas y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz fundamentada en el código de ética y policial". (Policía Nacional, 2020)

Como Estado social de derecho, el uso del poder de la fuerza por parte de la Policía se encuentra limitado por los principios contenidos en la Constitución Política y por aquellos que derivan de la función y finalidad de la institución, los cuales son una especie de guía y tienen como objetivo determinar bajo que circunstancias y hasta que límite están facultados los uniformados a hacer uso de la fuerza.

De lo anterior se desprenden unos criterios que sirven como limitaciones al uso de los poderes de policía. Como sabemos la policía cuenta con la facultad legal del uso de la fuerza, pero con la misma deben perseguir bienes legales, es ahí donde interviene el principio de legalidad, pues la vulneración de estos afecta libertades y derechos; el principio de necesidad se basa en la idea de adoptar medidas eficaces para la conservación y restablecimiento del orden publico, examinando si debe usarse o no la medida, con una primera evaluación al momento de ejecutar la acción que contiene la fuerza, pues esta debe ser la ultima ratio de la policía; el principio de proporcionalidad y razonabilidad plantea que las medidas deben ser acordes al fin perseguido y pretende hacer una evaluación de costo-beneficio frente a las actuaciones que llevan a cabo con el fin de evitar todo exceso innecesario.

De lo anterior resulta ilógico que los ciudadanos vean o sientan cierta desconfianza o temor a la hora de acudir a la institución. Por eso el Congreso a través del presente Proyecto de Ley, pretende devolverle a la ciudadanía, esa relación de confianza y seguridad, a través de una directriz clara que determine que hechos generan deterioro y desequilibran las bases de la convivencia y las relaciones entre las autoridades y el ciudadano, por medio del respeto a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución y Tratados Internacionales sobre derechos humanos, regulando aspectos propios de la Ley 1801 de 2016, limitando el uso de la fuerza a partir de la elevación a rango de ley de los principios del uso de la fuerza contenidos en la Resolución 02903 del 23 de junio de 2017, con el fin de que los uniformados y los ciudadanos los tengan presentes como factores esenciales en el momento del uso de la fuerza.

Dentro de las limitaciones que pretende el proyecto, se encuentran la prohibición de la maniobra de estrangulamiento, del uso del bastón tipo tonfa, armas cinéticas en manifestaciones pacificas y uso de dispositivos de control eléctrico. Según expertos el uso de estos podría generar consecuencias; dentro de las cuales, las mas relevantes son la dificultad para respirar; desmayo; perdida de conciencia, conocimiento, confusión o desorientación; perdida de memoria; temblores corporales; desequilibrio; cambios de humor como irritabilidad e incluso la muerte, pues las armas de electrochoque tienen capacidad de producir disparos con intensidades de hasta 100 miliamperios, lo cual produciría alteraciones en el ritmo cardiaco, como fibrilación ventricular, en donde el corazón es incapaz de bombear sangre.

Por ultimo, la Policía es una institución, que a pesar de los sucesos mencionados está para el bienestar de la sociedad, ese es su principal propósito. Sin embargo, considero que este es un proyecto de ley que dará pie a un intenso debate, pues algunos se opondrán con el argumento de que la policía estaría ante una posible “indefensión" frente algunos ciudadanos. El Congreso con esta propuesta hace eco a los reclamos de la ciudadanía. Solo queda esperar y analizar los debates a que dé lugar, confiando en que el Congreso vote a favor de este y con la esperanza de recuperar la confianza de una institución que esta al servicio de todos.​