Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITInvestigaciónInvestigación / NoticiasClaves para una correcta escritura académica

Investigación / 21/03/2017

Claves para una correcta escritura académica


​​Esta charla hace parte de un esfuerzo de la Universidad, a través de la Dirección de Investigación, la Oficina de Relaciones Internacionales (ORI) y la Biblioteca Luis Echavarría Villegas, para apoyar la labor de los investigadores mediante el tratamiento riguroso de temas de interés para los mismos. ​​

Tener claridad en los métodos y hacer una concienzuda revisión de la literatura al momento de formular las preguntas en una investigación científica o académica es fundamental para lograr un sitio en las publicaciones internacionales de alto nivel, cuyo requisito indispensable es tener un  buen nivel de escritura, principalmente en la  lingua franca de la ciencia: el inglés.

​El rigor y la relevancia de un texto académico influyen enormemente en la aceptación de los artículos científicos que aspiran a ser publicados en revistas indexadas de primer nivel. Así, lo indicó ​Kathryn M. Clifton, experta editorial e integrante de la American Association for the Advancement of Science, quien el jueves 9 de marzo compartió en EAFIT sus conocimientos con los investigadores interesados en ampliar la visibilidad de sus papers

Durante la actividad, Kathryn dejó a la comunidad investigativa algunas claves para mejorar las habilidades de escritura y, así, realizar textos académicos de mayor calidad. Estas son algunas de ellas:


No escribir y editar el mismo día"

Tomarse una hora al día para escribir puede permitirle al investigador ser más disciplinado a la hora de realizar sus textos, esto teniendo en cuenta las limitantes de tiempo. Además, esta estrategia, le permitirá no desviarse del objetivo del artículo.

Escribir claro, corto y conciso”​

Esto permite que los artículos lleguen a una mayor audiencia y ayuda a que aumente el número de citaciones del mismo. Para lograr textos claros, cortos y concisos se pueden utilizar técnicas como brainstorming o lluvia de ideas.


“Valerse de herramientas digitales para identificar palabras claves”​

Herramientas como Google AdWords, que normalmente son utilizadas en el marketing digital, permiten identificar las palabras más comunes y buscadas en internet relacionadas con el campo de estudio y el objetivo de la investigación. Así, al utilizar las palabras indicadas según la intención del artículo, aumentan las probabilidades de citación y la visibilidad en los resultados de búsqueda. 

Titular debe ser el último paso en el proceso de escritura”​

El título es el primer contacto del lector con la publicación y debe llevar los  principales conceptos de la investigación. Así, al iniciar con la introducción, la metodología y los resultados se tendrá más claridad sobre el título más indicado. 


“Ser concreto para un abstract ideal”​​

Un abstract de un párrafo es ideal. Esto teniendo en cuenta que el usuario no siempre tiene el tiempo de leer resúmenes muy largos. La clave está en escribir, para este espacio, un texto corto y llamativo que incluya  una oración introductoria y una oración de conclusión.  


“Introducir con un lenguaje cercano”​​

La introducción debe dar cuentas del problema que se quiere resolver ​y tener datos de contexto que permitan identificar la relevancia del artículo. Además, debe contener descripciones de fondo que no pudieron exponerse en el abstract. Finalmente, se recomienda que no sea "muy" académica sino en un lenguaje más cercano y de fácil comprensión. 


“No distraer con los resultados”​

En el espacio dispuesto para resultados solo se deben incluir ideas relacionadas con el tema principal, de no ser así puede ser un elemento distractor para el lector.  Es importante valerse de recursos como gráficos, figuras y tablas para apoyar este punto.


“Recodar la pregunta de investigación hasta el final

Es importante que en la sección del paper dedicada al análisis no solo se refleje la hipótesis, sino que esté bien estructurado y tenga fluidez y conexión de un párrafo con otro. Esto, a través de una oración que permita establecer el vínculo. 


“Utilizar voz activa”​​​

Aunque hay algunas excepciones, es importante indicar quién o qué está realizando la acción que se está describiendo en el texto.



“Solicitar revisión de alguien ajeno al campo de estudio”​​​

Tanto la introducción como los resultados deben ser leídos por alguien que no tenga mucha cercanía con el objeto de estudio, si el lector no entendió lo que se quería comunicar, debe escribirse diferente. 






Cinco recomendaciones adicionales

Sonia López  Franco, docente de la escuela de Humanidades de la Universidad EAFIT y coordinadora del Celee ​-centro de estudios que apoya a docentes y estudiantes en mejorar sus competencias de lectura y escritura-  comparte algunas recomendaciones adicionales para la redacción de textos académicos accesibles:

1. Tener conocimiento sobre el tema que se abordará

Saber de qué trata o qué se quiere demostrar. Esto es posible a partir de una investigación previa a la producción del texto.

2. Definir la estructura pragmática

Este aspecto sirve de gúia para el lector y le da coherencia al texto. Es recomendable utilizar marcadores como “así mismo”, “en este caso” y “de esta manera”. 

3. Tener claro el régimen preposicional

Permitirá cumplir con funciones básicas de la gramática como la ubicación, la referencialidad y la pertinencia.

4. Hacer un buen uso de los tiempos verbales

Definir si el texto será escrito en pasado, presente o en futuro.​

5. Determinar en qué persona se va a escribir

Así se evitará caer en el error de que no hable nadie o hablen todos al tiempo.​​​

​​
Última modificación: 23/01/2020 15:42

Escriba su opinión sobre este artículo