Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co

¿Cómo se creó la atmósfera?

La atmósfera, esa capa de gas que todos sabemos que nos protege del Sol, es una de las particularidades de nuestro planeta que hacen posible la vida tal y como la conocemos. ¿Cómo se formó esta heroína terrestre? 

​​Como se creo la atmosfera-01.png

Pregunta: Juan José Correa, 11 años. ​
Responde: Tatiana Restrepo, estudiante de Comunicación Social.
Asesores: Hana Londoño Oikawa, estudiante de Biología y Lina Correa Agudelo, bióloga molecular.
Sin título-1.png
¡Espera! Antes de explicar cómo se formó la atmósfera, es necesario saber exactamente qué es. La atmósfera es la capa de gases que rodea un cuerpo celeste. En la Tierra, tenemos nuestra propia atmósfera, compuesta principalmente por nitrógeno, oxígeno, argón y dióxido de carbono. ¡Y claro! Agua, que la vemos en forma de nubes junto con otras compuestos como polvo, polen y dióxido de carbono,  residuo de la respiración y de las reacciones de combustión. 
Sin embargo, nuestra atmósfera es más que gases, polvo y agua. De hecho, sin ella no sería posible la vida en la Tierra. Ella se encarga de protegernos de la radiación solar ultravioleta, controla la temperatura del planeta y evita el ingreso de meteoritos.

Ahora, no todas las atmósferas son iguales. Hay unas profundas, como la de Saturno, que tiene 30.000 kilómetros desde la base del planeta hasta la última capa; o la de la Tierra, que es tres veces más pequeña, con 10.000 kilómetros de profundidad. ​

Lo cierto es que la atmósfera define muchas de las condiciones superficiales de un planeta, y todas son distintas. En el caso de nuestra atmósfera, tiene cuatro capas: la primera es la tropósfera, rica en oxígeno y vapor de agua. En ella es donde ocurren muchos fenómenos meteorológicos que conocemos: lluvias, vientos y nevadas. Llegar hasta su límite solo es posible con un avión especializado, capaz de alcanzar grandes altitudes.​

​La segunda capa es la estratósfera, un lugar seco y sin fenómenos meteorológicos al que no pueden llegar los aviones, porque no hay aire suficiente para sostenerlos, pero sí los globos aerostáticos. 

Imagen de Um gajo importante (trabajo propio), via Wikimedia Commons. disponible aquí​

​Le sigue la mesósfera, la capa por la que pasan las estrellas fugaces, es decir, los meteoroides que se han desintegrado en la termósfera​, la penúltima capa de la atmósfera terrestre, y en la que suceden las auroras boreales; en ella, además, orbitan los transbordadores. Por último, queda la exósfera, que junto a las otras capas protegen y regulan la vida terrestre. 

 

Foto de NASA Earth Observatory [dominio público], via Wikimedia Commons​.

La atmósfera terrestre se creó hace aproximadamente 4.500 millones de años en un proceso que puede dividirse en 4 etapas.


Ahora, ¿cómo se creó la atmósfera terrestre? Lo primero que hay que tener en cuenta es que no siempre fue el ambiente ideal para la formación de vida, como lo es hoy. Hace aproximadamente 4500 millones de años la Tierra era un planeta geológicamente muy activo. Tantas emanaciones volcánicas formaron la atmósfera primitiva, que e su mayoría estaba compuesta por vapor de agua, dióxido de carbono, azufre y el nitrógeno. En este punto, el oxígeno era apenas presente y aún no existían los océanos. 
En la segunda etapa, al enfriarse la Tierra, el vapor de agua se condensó y formó los océanos. ¡Llovió por mucho tiempo! Y al caer el agua, el dióxido de carbono reaccionó con las rocas de la corteza terrestre para crear los carbonatos -(CO32−), fundamental para que luego se formara la vida, y también para que los ​mares sean salados, como hoy ocurre. 

En la tercera etapa, hace aproximadamente 3.500 millones de años, aparecen bacterias, capaces de realizar la fotosíntesis, es decir, de producir oxígeno.  Lo anterior​​ facilitó el desarrollo de la vida marina. 


Una vez la atmósfera obtuvo el oxígeno suficiente, se dio la cuarta etapa, en la que la atmósfera, y un conjunto de muchas otras variables ambientales, crearon las condiciones necesarias para la evolución de grandes organismos, como los animales capaces de respirar aire. ​​

Así llegamos a la atmósfera actual que contiene los gases creados en cada una de las fases anteriores. Estos se mantienen en movimiento por los vientos y las lluvias, permitiendo a los humanos, y al resto de organismos vivos, respirar. Por esta razón, sin ellos no habría vida en el planeta. ​
Última modificación: 18/05/2017 19:27