Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITNexosEdiciones impresasIván Hernández. Frailejón Editores

Iván Hernández. Frailejón Editores


Matilda Lara Viana
matildalaraviana@gmail.com
@matildaconaaaaa

Cuidamos los libros como los frailejones del páramo cuidan el agua – Frailejón Editores

Iván Hernández es fundador de Frailejón Editores, editorial independiente antioqueña que desde 2013 ha enamorado a los lectores con sus libros para la sed del espíritu. Iván fue editor de Norma, la editorial colombiana, durante cerca de 15 años. Allí dirigió una importante colección para público escolar: Cara y Cruz. A su cargo se publicaron algo más de 120 títulos, que contenían no solo la obra sino comentarios críticos sobre la misma y el autor. Tras su jubilación, el amor por la labor editorial lo llevó a crear su propio proyecto: Frailejón Editores.

¿Cuál fue su inspiración para el nombre de la editorial?

Los nombres surgen un poco al azar. De joven solía visitar los páramos, sobre todo las regiones cercanas al Nevado del Tolima. El paisaje y el ambiente me impresionaban mucho. Incluso escribí una novela, Las hermanas, cuyo escenario es una región cercana al nevado. Se trata de la historia de dos mujeres que viven solas en esos parajes. Sin embargo, el verdadero protagonista de ese libro, más que los dos personajes, es el paisaje, el viento, la zona nevada. Las hermanas es un libro silencioso, en el que la naturaleza juega un papel importante. En esas excursiones conocí los frailejones; plantas hermosas que no solo nos regalan su belleza, sino que también cuidan el agua; de ellos depende la supervivencia del agua, y de esta la del hombre. Y volviendo a Frailejón Editores, creo también que de la supervivencia del libro depende, en algún sentido, la supervivencia del hombre.

¿Qué diferencia a Frailejón Editores de otras editoriales?

No sé qué nos diferencia; sé, más o menos, qué es Frailejón. 

Hay dos cosas que caracterizan a Frailejón Editores: una, somos una editorial que no publica sino literatura; y en literatura, solo nos atenemos a la calidad literaria de lo que publicamos. Las razones del mercado tratamos de no tenerlas en cuenta. Tal vez el hecho de ser una editorial que no tiene gastos administrativos importantes nos da la posibilidad de que primen los criterios de calidad. Es también esa la razón por la cual apostamos a géneros de la literatura que no gozan del favor de amplias masas de lectores; me refiero a la poesía y al ensayo literario. 

Adicionalmente, tratamos de que los libros de la editorial sean objetos bellos. Creemos que las palabras que contienen merecen estar muy bien dispuestas en el papel, pues el libro es el receptáculo de la labor espiritual del escritor. Es decir, le concedemos al libro la belleza y el valor que ha perdido con el tiempo y que creemos que debe recuperarse.

¿De qué está compuesto su catálogo editorial?

Estamos convencidos de que, en una época de sequía espiritual como esta, la poesía es el mejor y el más refinado alimento para el espíritu. Creemos que es la más excelsa, la mejor expresión del espíritu humano. Es por esto que la mitad del catálogo de Frailejón es de libros de poesía. Contamos con libros de algunos de los mejores poetas colombianos e hispanoamericanos de hoy. Además, con varios libros de autores colombianos del pasado, algunos de ellos a los que no se había vuelto a publicar. También, con una selección de clásicos de poesía, especialmente española. 

Contamos con una colección de ensayo, ya que pensamos que en un momento de confusión como el que atravesamos es indispensable una reflexión a partir de la razón, del conocimiento, del espíritu, sobre lo que es la vida, el arte, la naturaleza; en fin, sobre la razón por la que vinimos a este mundo. Además, tenemos una colección de narrativa joven, pues aspiramos a que en las páginas de la editorial se den a conocer voces nuevas que nos parecen importantes, sobre todo de escritores colombianos. También, algunas pequeñas colecciones de cuadros de costumbres, libros de navidad, clásicos de la novela de amor. 

Tratamos de que el catálogo sea selecto, de manera que los lectores sientan confianza cuando compran un libro de Frailejón. Aspiramos a que, en un tiempo, ojalá no muy lejano, los lectores identifiquen a la editorial con la buena literatura. Que sepan que si un título o un autor que no les es familiar ha sido publicado por nosotros, es porque es bueno. 

¿Qué se ha publicado este año y que viene para el 2022?

A la fecha hemos publicado alrededor de 100 títulos de buena literatura. Entre las más recientes se encuentran El canto de las moscas, de María Mercedes Carranza, que fue un éxito en la Fiesta del Libro de 2021. Otros títulos de este año que han sido bien acogidos por los lectores son, entre otros: Los apuntes de Humboldt de Daniel Montoya, Blues de la gran ciudad de Cesare Pavese, País de Yolanda Pantin. 

Acaba de aparecer un libro de Ernesto Volkening, García Márquez o el Trópico Desembrujado, una selección de la obra del maestro hecha por Santiago Mutis. También, la Carta de Jamaica de Simón Bolívar, acompañada de una semblanza muy hermosa, como todas las suyas, de José Martí. 

Estamos trabajando en un libro de narrativa llamado Hilos. Es la obra primera de su autora y se trata de un testimonio duro y doloroso de la vida matrimonial de una mujer casada con un hombre importante. Es un libro escrito con sinceridad, casi con rabia. También damos los últimos pasos para la publicación de un nuevo libro de Nelson Romero Guzmán, poeta entrañable para Frailejón. Se titula Proverbios y Cantares y su inspiración fue el gran pintor flamenco Brueghel, el Viejo. Es una aproximación libre, divertida, erudita y bella de un poeta enamorado… 

---

Frailejón Editores es un proyecto literario que confía en el libro como entidad portadora de respuestas y que ha logrado, con sus ediciones, contribuir al crecimiento del mercado editorial. Tener un libro de Frailejón en casa es albergar una pieza única, en la que el amor por la literatura se hace explícito.